Cursos Inaem para desempleados y trabajadores en Aragón

¿Qué tipos de entrevista hay?

 

La empresa tratará de conseguir información relevante a cerca de los candidatos que opten al puesto de trabajo.

Los objetivos de la empresa serán, la de autentificar los datos del currículum con la trayectoria profesional del candidato, tienen la necesidad de poder contrastarlo, dado que al candidato que le están realizando la entrevista es apto para el puesto. Serán elementos indispensables para la elección del candidato la experiencia, actitudes, habilidades y saber si cuenta con las motivaciones suficientes para poder desempeñar sus funciones dentro de la empresa.

Los objetivos principales de la entrevista para ti son:

Es importante que consigas toda la información posible de la empresa a la que vayas a realizar la entrevista, para estar preparado y causar buena impresión. Esta información te será de gran utilidad para poder seguir con el proceso de selección y para demostrar tus conocimientos, experiencia y demostrar que tienes la motivación suficiente para cubrir el puesto en la empresa.

 


¿Qué tipos de entrevista hay?


Personal

La entrevista estará guiada por el entrevistador en la que tratará de conseguir la máxima información sobre ti, te preguntará sobre cuales son tus aficiones, cuales crees tu que son tus principales habilidades, experiencias. Es posible que haya más de un entrevistador con el fin de que ellos puedan obtener más de un punto de vista para elegir al candidato ideal.


La entrevista también puede ser libre, en la que el entrevistador te dejará que tomes las riendas de la conversación, para que le trasmitas y el vea  como te desenvuelves, después te puede ir realizando preguntas en función del desarrollo de la conversación. Para dar la mejor información es aconsejable que sigas el guión de tu currículum, aprovecha también y pregúntale al entrevistador si está interesado en conocer algo en particular, lo mejor es que después de esto aproveches y trates de llevarte la conversación a tus puntos fuertes y de dar lo mejor de ti mismo.

El entrevistador también podrá realizarte una entrevista combinada en la que te hará preguntas directas para obtener información y preguntas indirectas para estar al tanto de cuales son las motivaciones que te llevan a querer ese trabajo.

Entrevistas grupales

En estas entrevistas se reúne a un grupo de unas diez personas a las que se le plantean una serie de cuestiones para ver como son res olvidas por los candidatos, de esta forma el entrevistador podrá evaluar capacidades como la motivación, capacidad de liderazgo, comunicación o la iniciativa de los candidatos. Lo mejor es desarrollar una participación en la que no acapares las conversaciones, deja que los demás expongan su criterio, participa de forma activa pero sin polemizar demasiado y  sobre todo no te sientas atacado por los demás, esa actitud denotará gran inseguridad en tus acciones.

Tipos de entrevistador


Empresas de selección de personal

El entrevistador no estará capacitado como técnico para saber si el puesto al que aspiras es el idóneo  para ti, el tratará de evaluar si tu formación, personalidad y motivación son aptos para la empresa. En esta entrevista tratarán de dictaminar datos en torno a tu personalidad y competencias, muy importante para ti será el lenguaje no verbal, serás observado y contará mucho sobre tu personalidad.

Responsable de Recursos Humanos de la empresa


Los responsables de recursos humanos generalmente tienen experiencia en lo referente a técnicas de entrevista, disponen de amplios conocimientos de la cultura de la empresa y conocen bien el perfil técnico del puesto ofertado. Aspectos importantes a tener en cuenta serán que estos responsables además de los puntos expresados anteriormente, tratarán de determinar su eres compatible con tu posible nuevo jefe y compañeros de trabajo. Es importante que en esta entrevista cuides los aspectos suele ser la más larga que puedas llegar a realizar.

Técnico de empresa

Después de pasar la entrevista con la empresa de selección de personal y el responsable de recursos humanos, lo más habitual es que la siguiente entrevista te la realice un técnico de la empresa, seguramente la persona que será tu jefe directo.

Estos responsables no son expertos en técnicas de entrevista, se centrarán en aspectos técnicos para saber si eres apto para ocupar el puesto ofertado o intentarán averiguar sobre tu capacidad de trabajo o personalidad para saber si les caes bien.


Consejos para antes de la entrevista de trabajo

Lo mejor en este caso es no improvisar es muy importante que sepas a donde vas y te prepares.

Apréndete bien tu currículum, tratarán de verificar que lo que hay escrito coincide con la realidad y para ello te harán muchas preguntas, no hay más mala sensación para un entrevistador que ver como un posible candidato falla en respuestas en lo referente a su experiencia y formación.

Trata de obtener la mayor información posible sobre la empresa:

¿Cuál es su cultura empresarial?
¿Qué ámbito geográfico es en el que se desenvuelve?
¿Cuáles son sus clientes más importantes?
¿Qué tipo de productos comercializa?
¿A qué se dedica?
¿Cuál es el tipo de puesto a cubrir?
¿Cuáles son las características personales y profesionales que demanda la empresa?

Podemos obtener información de la empresa a través de Internet, prensa, establecimientos comerciales de las mismas, folletos informativos.

Si obtienes datos por tu cuenta de lo que busca la empresa, te será de gran utilidad intentar averiguar cuales son las respuestas que quiere escuchar el entrevistador para que puedas prepararte una lista con posibles respuestas, para ir preparado a la entrevista.

Intenta responder las preguntas del entrevistador ofreciendo tu mejor imagen

El entrevistador desconfiará de una persona que no tiene nada de iniciativa en una entrevista. Te medirá por tus respuestas pero también por tus preguntas. Es importante que hagas preguntas, no hay más mala sensación para un entrevistador que la de  un candidato que no hace preguntas y está conforme con todo, es un síntoma de desconfianza. Muéstrate interesado por la empresa, pide información sobre ella, acude a la entrevista con una libreta de preguntas bien estructuradas, ten cuidado con las preguntas que realizas, se pueden poner en tu contra, no debes preguntar por el salario a bote pronto, esperate a que ellos te lo propongan o con los horarios y las vacaciones ocurre exactamente lo mismo.


El día de la entrevista de trabajo

Es muy importante que sepas bien a donde va a ser la entrevista de trabajo, vete el día de antes y asegúrate bien de todo, no habrá más mala sensación de irresponsabilidad que llegar tarde. Si por causas de fuerza mayor vas a llegar tarde comunícalo cuanto antes para intentar paliar el error de la mejor forma posible. Trata de cuidar tu vestimenta lo mejor es que vistas de manera formal, evita utilizar demasiados accesorios e ir perfumado en exceso, de lo que se trata es que el entrevistador se fije en la conversación que mantenéis y no en tus abalorios, como relojes demasiado llamativos, o pendientes demasiado grandes.

Debes de llevar a la entrevista una copia de tu currículum, podrá servirte de ayuda para puntualizar algunos puntos, lleva un cuaderno y un boli para tu también tomar notas de las posibles dudas que tengas, pide permiso antes, esto denotará una sensación de tener un verdadero interés en ocupar el puesto de trabajo.


Desarrollo de la entrevista


Desde que entres por la puerta de la empresa habrás comenzado tu entrevista de trabajo para ello es importante que tomes nota de los siguientes puntos:

El saludo

Saluda a tu entrevistador con un apretón de manos seguro y confiado, agradécele mirándole a los ojos sobre la entrevista que te va a realizar, ten en cuenta que la primera impresión es muy importante.

Expresión verbal

Para dirigirte al entrevistador dirígete de usted, hasta que el te pida que lo tutees, no hagas juicios de valor aventurados, no respondas sólo con monosílabos, pero no trates de hinchar las respuestas con frases innecesarias y procura terminar todas tus respuestas de la mejor manera posible. Utiliza palabras especiales para la ocasión como futuro, reto, objetivos, eficacia, proyecto o responsabilidad

Lenguaje corporal


Es más importante de lo que te piensas, ya que habla por si solo de ti.


Es conveniente cuidar la postura al sentarte, espérame a que el te invite y siéntate de forma correcta, no cruces los brazos ni agaches la cabeza. Evita los gestos repetitivos, no hagas ruido con la pierna que no paras de mover o hagas ruido con el bolígrafo, golpeándolo contra la silla o demás, no mires el reloj un simple gesto de estos te puede chafar la entrevista.


No sonrías en exceso, esta debe ser moderada, sobre todo tiene que transmitir que te encuentras a gusto y estas muy interesado en formar parte de la empresa. Es importante mirar al interlocutor a los ojos y prestarle atención, no parecer ausente en la entrevista, debes de acompañar tu tono de voz con tu expresión corporal.


Es importatante intentar seguir estos consejos para la realización de una adecuada entrevista de trabajo.